Rosales: En víspera de Navidad el país se desmantela esperando una salida a la crisis

A tan solo cinco días de la víspera de Navidad y a quince de culminar el año los zulianos, y todos los venezolanos, ven como por primera vez tienen las fiestas decembrinas más tristes de toda su historia. Manuel Rosales Guerrero, ex gobernador del estado Zulia y líder de la entidad, aseguró que este 2018 fue muy duro para el bolsillo de la gente, “estamos entrando en el desmantelamiento total de todo, económico, social, político, humanitario”.

Nota de Prensa

En un contacto con la gente en la parroquia Coquivacoa del norte de Maracaibo, Rosales afirmó que “durante todo el año vivimos momentos muy difíciles, pero el último cuatrimestre fue fatal para el bolsillo y el estómago de todos los venezolanos”. Rodeado de su gente, el líder zuliano vio como muchas familias este diciembre no han podido ni podrán comprarle los regalos del Niño Jesús a sus hijos, por no hablar de los acostumbrados estrenos y la tradicional cena navideña.

“Al hablar con la gente, sentimos su respeto y cariño, al plantearnos sus angustias. Sin agua, gas, ni servicios médicos, las calles rotas y llenas de basuras, enfermos sin medicinas. El colmo es que ahora lo que entregan es media burusa, medio pernil y los gobernantes están desaparecidos”, dijo Rosales. Del mismo modo, el ex mandatario regional manifestó que “la época navideña era la más bonita para los venezolanos, hasta en las casitas más humildes te recibían con una hallaca, pan de jamón y ensalada, pero resulta que este año la gente no tiene ni un vaso de agua que ofrecer, porque este gobierno irresponsable dejó abandonadas las plantas y estaciones de bombeo del agua”.

A su juicio, el “paquetazo” económico anunciado por el Gobierno en el mes de agosto “aceleró la caída de la economía venezolana”. Indicó que la gente espera y exige que se abra un cauce a una solución que permita salir de esta dramática y dolorosa situación. “El problema de la hiperinflación lejos de detenerse va cada día más acelerado. Lo que valía 1 bolívar a principios de año, costará 50.000 el 31 de diciembre. Muchas empresas no tendrán posibilidad de abrir sus puertas en enero, seguirá creciendo el cementerio de grandes, pequeñas y medianas empresas en ruina o al borde de la quiebra”, igualmente alegó que la frecuencia de tiempo en que los precios se duplican es cada vez más pequeña también.

En tal sentido, Rosales acotó que “la crisis generalizada que atraviesa el país tiene a los venezolanos sumidos en una profunda tristeza que debemos atenuar. La navidad es una época de paz y esperanza, es momento para ondear la bandera del bienestar y la reconciliación para así rescatar a Venezuela de esta nube gris que nos envuelve”

Con información de: La Patilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *