Mujeres que triunfan en el cuadrilátero

Miriam Gutiérrez, Vanesa Caballero y Jennifer Miranda, son algunas de las boxeadoras que han logrado destacarse en la disciplina y han derrumbado las barreras

Destacar en el mundo del boxeo «abriendo puertas», golpear a la «desigualdad» y dejar el camino abierto para que las mujeres que vienen «pisando fuerte» en los cuadriláteros puedan sobresalir en este deporte. Así describen las boxeadoras Miriam Gutiérrez, Vanesa Caballero y Jennifer Miranda, con motivo del día de la mujer. Una carrera que todas ellas iniciaron enfrentándose a las percepciones erróneas y a las «barreras» de la sociedad.

Cerca del 8 de marzo, Miriam, Vanesa y Jennifer han logrado destacar en el cuadrilátero, entrenado como los hombres para poder competir como ellos pero con el deseo de sentirse libres, de enfrentar los nervios e invadir su cuerpo con la adrenalina del boxeo.

La mujeres pisan fuerte en gimnasio y en el boxeo

Para Miriam, conocida como ‘La Reina’, «las mujeres están pisando fuerte» en los gimnasios, no solo a nivel competitivo sino a nivel aficionado, y esa es otra lucha puesta en sus guantes, invitar a las mujeres al boxeo.

Por su parte, Vanesa cree que «ser mujer dentro del boxeo es abrir puertas», pues el «abismo» entre hombres y mujeres no es tanto y quiere luchar para que sea cada vez más corto.

A su vez, Jennifer quiere llevar un mensaje más allá de las cuerdas, pues su misión también está en «hacer mujeres guerreras para la vida».

La Reina: «Tengo otro trabajo que me ayuda a pagar mis cosas»

Miriam tuvo que realizar 96 combates en cuatro años para dar el salto al boxeo profesional, por lo que describió su primer combate como una pelea de «locos». «Los nervios me jugaron una mala pasada, lanzaba golpes con la mano abierta, no sabía cómo moverme sobre el ring, no respiraba bien», aseguró con alegría Gutiérrez.

En sus inicios, en el gimnasio donde entrenaba había muchos más hombres que mujeres, pero esa imagen está cambiando con el paso de los años, pues, según comentó, en la actualidad se están «animando muchas mujeres» a practicar el boxeo.

«Es verdad que sigue habiendo muchos más hombres, pero las mujeres están pisando fuerte», afirmó.

Sin embargo, añadió que a pesar de que algunos aspectos estén cambiando en el boxeo, el cual considera «un baile», otras siguen igual, pues a nivel profesional las condiciones no permiten vivir de este deporte.

“Es muy difícil tener esta dedicación al boxeo con las bolsas que se ganan, sería imposible, es inviable. Yo tengo aparte de ser boxeadora profesional otro trabajo, que es el que me ayuda a tener mis correspondientes cosas para poder llegar a pagarlas, si no sería imposible».

Caballero: «Ser mujer dentro del mundo del boxeo es abrir puertas»

Vanesa describió su sensación al boxear como liberación, vida, «salir del trabajo o tener problemas, respirar y decir «ya estoy aquí», como «cuando vas a la playa, respiras el aire del mar y escuchas las olas, aquí soy libre”, comentó la boxeadora.

Su camino al profesionalismo no ha sido fácil y tuvo que romper algunos muros y barreras, sobre todo «decirle al mundo mi orientación sexual», pues ha sido la que «más he superado», aseguró Caballero.

La boxeadora cree que ser mujer dentro del mundo del boxeo es «abrir puertas», pues «no hay tanto abismo entre hombres y mujeres, pero el poco que existe hay que igualarlo para que las generaciones futuras no luchen por aquello».

Lucha por la igualdad

«Entreno durante tres minutos, que es el equivalente a lo que pelean los hombres. Que las peleas profesionales de las mujeres también sean de tres minutos, que para eso entrenamos el mismo tiempo. Yo creo que tengo los brazos y piernas que un hombre, entonces, ¿por qué mi pelea no va a ser el mismo tiempo que la de un hombre?», se cuestiona Vanesa.

Finalmente, a pesar de que le da «igual no tener dinero», lucha por conseguir esa igualdad, ya que debe «luchar no solo dentro del ring sino también fuera para poder luchar dentro».

«Nosotras entrenamos igual o más que un hombre, pero tenemos que luchar un poco más que un hombre para ser más valoradas”, finalizó.

Jennifer se define como una persona «competitiva» y el boxeo es su «adrenalina». «Es un sentimiento que me encanta porque es intentar dar al otro y que no te den a ti», comentó la boxeadora.

Empezó en el boxeo, el cual define como un «juego», con el objetivo de ganar el campeonato de España para poder estudiar la licenciatura en INEF, lo que trae recuerdos sobre sus inicios y lo que el mundo, según ella, percibe sobre el boxeo.

«Todo el mundo tenía la percepción de que yo tendría que ser agresiva y una persona muy masculinizada, como si fuera un deporte solo de hombres y que yo tuviera que parecerme mucho a un hombre para boxear», aseguró.

Vínculo entre el boxeo y la lucha feminista

Sin embargo, esa «visión» está cambiando en las mujeres y «hay muchas chicas que quieren practicar, tener todas las características del boxeo, vivirlas, sentirlas, no en el boxeo de competencia sino en el fitness y cada vez hay más», añadió.

Por último, Jennifer cree que existe un «vínculo» entre el boxeo y la «lucha feminista», ya que ella puede formar y hacer fuertes, tanto física como mentalmente a las mujeres y eso hace falta para luchas contra la discriminación que tenemos. Hacer mujeres guerreras para que luego en su vida la puedan aplicar».

Fuente: El Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!