Futbolistas venezolanas quedan a la deriva por crisis económica de equipos

Jóvenes venezolanas, pertenecientes a algunos equipos nacionales, apuestan por el fútbol, no solo por la pasión que las impulsa ser algún día jugadoras profesionales, sino también para generar ingresos a sus familias. Ellas no tienen más que un par de tacos desgastados como herramienta de trabajo para colaborar económicamente con sus seres queridos en tiempos de crisis. Entre estudiar y jugar sortean el día a día para ser una ayuda más en sus humildes hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *