Argentina pide investigar bien y hallar responsables por hechos River-Boca

El Gobierno argentino abogó este lunes por “investigar bien” y encontrar “el responsable” de los incidentes violentos ocurridos el pasado sábado en las inmediaciones del estadio Monumental de River Plate, que provocaron que la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors quedase aplazada.

La Justicia argentina puso este domingo por la tarde en libertad, por no tener antecedentes, pero con medidas cautelares, a las 30 personas que fueron detenidas el sábado por “atentado y resistencia a la autoridad” durante los disturbios a las afueras del estadio.

“Cuando combatís las mafias, muchas veces esas mafias se defienden. Hay que trabajar para que tengan menos impacto, pero no hay que dudar de ese camino de erradicar la violencia”, señaló el jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña, al ser consultado sobre el tema en una conferencia este lunes en Buenos Aires.

Ya el domingo por la tarde y al conocerse del aplazamiento sin fecha fijada del encuentro, el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, culpó a los hinchas violentos, conocidos como “barras bravas”, a los que acusó de los disturbios por ser “mafias enquistadas en el fútbol hace más de 50 años”.

Peña aseguró que comparte la “sensación de bronca e impotencia” de la gente por lo sucedido, que ha tenido repercusión mundial, pero aseveró que el Ejecutivo viene trabajando para “dejar atrás esa argentina violenta y con esa cultura barrabrava”.

“Cuando uno ve la proporción de lo que pasó el otro día claramente se refleja que es un factor minoritario”, añadió.

Los incidentes violentos hicieron que el partido fuera aplazado sin fecha por las heridas que sufrieron algunos jugadores de Boca Juniors por parte de hinchas de River cuando llegaban en autobús al estadio Monumental de Buenos Aires.

El Gobierno apunta a que los disturbios del sábado se dieron en respuesta al operativo policial de la semana pasada por el que se incautaron 300 entradas por haber sido realizadas en reventa ilegal, en registros que se dieron, entre otros lugares, en el domicilio del cabecilla de “Los Borrachos del Tablón”, el grupo de ultras de River Plate.

El Ejecutivo local y nacional, ambos del mismo color político, cree que esas personas que se quedaron sin entradas son los que ocasionaron los disturbios.

“Lo que hay que tener es el equilibrio de investigar bien y deslindar quién es el responsable, qué falló y trabajar para corregirlo hacia futuro”, añadió Peña, quien evitó polemizar respecto a si la responsabilidad de la falta de seguridad fue del Gobierno de la Ciudad o del nacional, ya que ambos aportaron agentes policiales.

“Hay que evitar la discusión de echarse la pelota. Horacio ayer lo planteó. La responsabilidad del operativo es de la ciudad. Pero sentimos que somos un solo equipo con la ciudad. Con lo cual los desafíos para ellos son iguales que para nosotros”, remarcó.

El jefe de Gabinete insistió en que hay que diferenciar el rol central de la justicia y las fuerzas de seguridad y la investigación judicial para poder penar los delitos.

“No deprimirnos por este tema que obviamente nos golpeó mucho, pero no nos tiene que afectar el espíritu de la vocación de transformar, ni tampoco nos tenemos que creer los mejores del mundo cuando hacemos cosas muy bien como lo Juegos Olímpicos de la Juventud, que fue un ejemplo mundial de organización”, concluyó.

Fuente: La Patilla / EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *